Antisépticos y Desinfectantes en Vistafarma.com - Vistafarma

Desinfectantes y Antisépticos 

Comprar productos de Desinfectantes y Antisépticos 

Hay 10 productos.

Mostrando 1 - 10 de 10 items
Mostrando 1 - 10 de 10 items
Desinfectantes y Antisépticos

Contra lo que mucha gente cree, los productos más vendidos por las farmacias son los antisépticos y desinfectantes, .Sin embargo, no son exactamente lo mismo, aunque ambos sirven para destruir organismos vivos que son perjudiciales para la salud, como los virus, las bacterias o los hongos.Conozcamos la definición de antiséptico y la definición de desinfectante y veamos para qué está indicada cada cosa.

¿Que son los antisépticos y desinfectantes?

Un antiséptico es un producto que se utiliza para destruir microorganismos perjudiciales o impedir su proliferación, aplicándolo sobre un tejido vivo.Y un desinfectante es una sustancia que se usa para destruir o impedir el crecimiento de esos mismos microorganismos, pero aplicándolo sobre las superficies o los objetos susceptibles de contenerlos.Por lo tanto, de la definición deducimos que el mecanismo de acción de antisépticos y desinfectantes es similar. Adicionalmente, según la OMS, la farmacología de los antisépticos debe garantizar que presenten las siguientes propiedades:

  • Un espectro de acción amplio frente a bacterias, virus, hongos u esporas
  • Una actuación rápida 
  • Un tiempo de acción suficiente
  • Ser inocuos local y sistémicamente

Hagamos notar que los desinfectantes únicamente cumplen las tres primeras propiedades que hemos enumerado.Los antisépticos se dispensan en diversas formas de presentación: puros o diluídos en estado líquido, en gel, en cremas, en polvo, en pomada o en forma de colutorios para la boca y colirios para los ojos.Son productos ampliamente utilizados tanto en medicina como en veterinaria y nunca deben faltar en nuestro botiquín doméstico. Su utilización para uso hospitalario y quirúrgico está regulado por unos protocolos en los que se especifica el antiséptico a utilizar según el tipo de situación y de paciente.Por su parte, los desinfectantes solo admiten tres presentaciones: en estado líquido, en gel o en spray. Los hay domésticos, industriales y de uso hospitalario. No usaremos el mismo desinfectante en un quirófano que en una cocina, ni el de la cocina nos servirá para desinfectar las instalaciones de una ganadería intensiva, pongamos por ejemplo.

Algunos ejemplos de desinfectantes y antisépticos

Por si queda alguna duda, pondremos algunos ejemplos. Entre los antisépticos más comunes están:

  • El alcohol antiséptico para heridas (que puede ser etílico, isopropílico o una mezcla de ambos)
  • La povidona de yodo (Betadine) para cortes, quemaduras y úlceras externas
  • La merbromina y la mercromina para desinfectar y acelerar la cicatrización
  • El agua oxigenada para lavar y desinfectar heridas
  • La clorhexidina para desinfectar zonas sensibles

De todos ellos, los cuatro primeros son de uso común en todos los hogares y centros sanitarios. Por el contrario, la clorhexidina no se adquiere en estado puro, sino que es un ingrediente muy habitual en colutorios bucales y otros preparados como la conocida Cristalmina.

Por su parte, aunque existen muchísimos más, los desinfectantes más utilizados son:

  • El hipoclorito sódico (lejía)
  • El glutaraldehído
  • El formaldehído

El primero no precisa carta de presentación y los dos últimos son de uso hospitalario.Los lectores que deseen conocer con exactitud cuáles son los desinfectantes y antisépticos más apropiados para cada caso, pueden descargarse un cuadro comparativo en formato PDF incluido en un documento publicado por el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria, cuyo título es precisamente ‘Guía de antisépticos y desinfectantes’.

Esta completísima guía, elaborada por el Hospital Universitario de Ceuta, consta de 27 páginas e incluye la clasificación de estos productos, indicando qué antisépticos son más adecuados según el caso y detallando otros datos interesantes, como cuáles son los antisépticos autorizados para uso doméstico o qué son los desinfectantes de nivel intermedio.

Diferencias entre antiséptico y desinfectante

Ya hemos dicho que la gran diferencia entre antiséptico y desinfectante es que el primero no produce efectos perjudiciales al aplicarse sobre la piel o las heridas y el segundo sí. Además, los desinfectantes son mucho más potentes que los antisépticos y su tiempo de acción es más largo.Por tanto, todo depende del uso que vayamos a darles, por lo que carece de mucho sentido elaborar un cuadro comparativo de ventajas y desventajas de estas sustancias.Y un dato curioso es que algunas sustancias pueden ser antisépticas o desinfectantes según su concentración: la lejía es un poderoso desinfectante y si la aplicamos directamente sobre la piel sufriremos irritaciones o incluso quemaduras. Pero si diluimos unas gotas en un vasito de agua, se convierte en un antiséptico para heridas que podemos usar si no disponemos en ese momento de otra cosa.

¿Dónde comprar antisépticos y desinfectantes?

Para realizar un uso racional de estas sustancias, lo ideal es dejarse asesorar por quien mejor conoce el producto, que es el profesional farmacéutico.Por ejemplo, ante la duda entre adquirir Betadine o Cristalmina Spray para aplicar sobre una llaga provocada por la mala circulación, es en la farmacia donde nos indicarán que el antiséptico adecuado para el caso es el primero.Y por poner otro ejemplo final, si buscamos un antiséptico de uso frecuente para las manos, será muy probable que en la farmacia no nos recomienden alcohol de 70ºC, sino algún producto de la marca Sterillium.