Plantillas De Farmacia Para Pies-Vistafarma - Vistafarma Paraoptic Meca SL

Catálogo

Plantillas 

Comprar productos de Plantillas 

Hay 2 productos.

Mostrando 1 - 2 de 2 items
Mostrando 1 - 2 de 2 items
Plantillas

Según las estadísticas médicas, el 82% de la población española ha sufrido trastornos en los pies en algún momento de su existencia, aunque las mismas estadísticas reflejan que tan solo el 4% de la ciudadanía rinde visitas regulares a un podólogo.Muchas afecciones del pie son provocadas por infecciones fúngicas y lesiones, pero otras son debidas a prácticas deportivas continuadas, sobrepeso o alteraciones de la pisada, como puedan ser la fascitis plantar o el espolón.Finalmente, también existen malformaciones del pie congénitas, como los pies cavos y los pies planos.La buena noticia es que muchas de las afecciones mecánicas de los pies pueden corregirse o mitigarse con cierta facilidad, mediante el uso de plantillas ortopédicas o de plantillas de farmacia.

Plantillas ortopédicas de farmacia a buen precio

Pese a que los pies planos puedan parecer un trastorno inofensivo, lo cierto es que en muchas ocasiones esta circunstancia deriva en afecciones más complejas.Por un lado, está el perjuicio puramente estético: la persona afectada se ve obligada a caminar con los pies excesivamente girados hacia el exterior, lo que se traduce en un bamboleo muy característico durante la marcha.Por el otro, los pies planos pueden provocar, a la larga, trastornos muy dolorosos como una fascitis plantar o una metatarsalgia.Lo curioso del caso es que muchas personas llegan a la edad adulta sin corregir esta malformación, algo que requiere del uso de plantillas ortopédicas durante un periodo que puede fluctuar entre unos meses y varios años, dependiendo de la intensidad del problema y de la edad de la persona afectada.De la misma forma, utilizando plantillas de farmacia podemos mitigar y solucionar los trastornos derivados del uso de un calzado poco adecuado, del deporte, de los defectos de pisada o de la permanencia en pie durante periodos de tiempo muy prolongados.

A modo de ejemplo, en la farmacia podemos adquirir, sin receta médica, plantillas ortopédicas y no ortopédicas aptas para:

  • Corregir algunos trastornos específicos del pie y de la pisada
  • Evitar que se produzcan malformaciones en el pie como consecuencia de la práctica deportiva
  • Mitigar el dolor causado por lesiones y malformaciones en el pie
  • Simplemente, caminar más cómodamente

De hecho, los podólogos y médicos especializados en degeneraciones y lesiones del pie afirman que gran parte de las mismas se pueden prevenir con la utilización de un buen calzado y de unas plantillas adecuadas.

Las plantillas pueden tener funciones correctoras, protectoras o de confort. Un uso adicional de las plantillas es el meramente higiénico, muy especialmente en los meses en los que el calor aprieta y prescindimos de los calcetines.Utilizando unas plantillas lavables de material transpirable, impediremos que se acumulen en la plantilla que incorpora el zapato el sudor, los gérmenes y los hongos, evitando que nuestro calzado desprenda malos olores de forma permanente.Tras un par de días de uso, se procede a lavarlas y tras el secado están listas para volver a usarse de nuevo. Estas plantillas soportan decenas de lavados sin deteriorarse.

¿Cuánto valen unas plantillas ortopédicas?

Las más caras son las plantillas hechas a medida para corregir problemas de pies planos. Este tipo de plantillas ortopédicas tienen un precio medio, en función de las prescripciones del médico y del proceso de fabricación de las mismas.Pero las plantillas de farmacia correctivas o protectoras, como las de la marca Dr. Scholl, son mucho más económicas: podemos adquirirlas a un clic y están disponibles sin receta médica y en varias medidas.Y si lo que precisamos son unas simples plantillas de confort e higiene, de alta calidad y precio económico, las de la marca Interapothek son nuestra primera opción: están disponibles en farmacia a un precio muy ecónomico.

Los mejores productos de nuestra farmacia.