4 cremas perfectas contra el dolor muscular
20 marzo, 2019
Aceite de abisinia: el gran desconocido en los tratamientos de belleza
26 marzo, 2019

¿Sabes usar las lentillas? Un mal uso puede provocar conjuntivitis

Seguro que las lentillas ya forman parte de tu día a día. Deshacerte de las gafas por un rato es todo un alivio. Sobre todo porque al llevar lentillas puedes disponer de más campo de visión y, por ende, de una mayor comodidad que si llevaras gafas. Sin embargo, no siempre se conoce cómo llevar las lentillas de manera correcta y un mal uso de ellas puede afectar seriamente a la salud de tus ojos.

 ¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis es un problema ocular muy frecuente. Puede que incluso antes de llevar lentillas lo hayas padecido en alguna ocasión, aunque sus causas se deban a otras circunstancias. Como su propio nombre indica, la conjuntivitis se debe a la inflamación de la conjuntiva. La conjuntiva es una membrana fina que cubre el interior del párpado y que hace lo propio con la parte blanca del ojo.

Síntomas de la conjuntivitis

Una conjuntivitis es bastante fácil de identificar. Y es que sus síntomas son bastante reconocibles. Cuando hay algo que no está bien en los ojos se nota. Percibirás cierto picor, verás que te ha aparecido alguna rojez en el ojo  y que tienes cierta irritación. Puede darse el caso, en función del grado de conjuntivitis que hayas cogido, que tengas la sensación de que se te ha metido arena en el ojo y que por más que intentas sacártela no puedes. Y todos esos síntomas vienen acompañados de un lagrimeo más habitual del común y de la aparición de legañas.

¿Está la conjuntivitis relacionada con el uso de lentillas?

Con el uso de las lentillas de manera estricta no está relacionada la conjuntivitis, sino que lo está con el mal uso de ellas. Y es que si, por ejemplo, has comprado lentillas en la parafarmacia online de Murcia, déjate siempre aconsejar por los expertos de Vistafarma, ellos serán los mejores para aconsejarte sobre el buen uso de las lentillas.

Por ejemplo, una de las principales recomendaciones es mantener siempre las lentillas bien limpias, para ello usa un limpiador de lentillas. Recuerda que las lentillas no dejan de ser un artículo que va a entrar en contacto con una de las zonas del cuerpo más delicadas que tenemos: los ojos.

Asimismo, si eres de los que se pone las lentillas para salir fuera por la noche y al llegar a casa te notas cansado y sin ganas de quitártelas, no se te ocurra acostarte con las lentillas puestas, sino que guárdalas bien en un estuche para lentillas. Esto puede contribuir a generar una infección en el ojo, además de que te levantarás con los párpados algo pegados porque se te habrán resecado los ojos por el efecto de las lentillas.

¿Y si un amigo me pide prestadas las lentillas? ¿Se las dejo? ¡No! Ni se te ocurra compartir tus lentillas con nadie. Ya sabemos que eres una persona bondadosa que le gusta ayudar a las personas de su alrededor, pero las lentillas, por razones de higiene, son un producto personal. Algunas infecciones como la conjuntivitis son muy contagiosas y el ir prestando tus lentillas a otras personas lo único que puede provocar es que consigas pegar la conjuntivitis a otros o viceversa.

Y volviendo a la cuestión de la higiene, siempre que vayas a manipular las lentillas, teniendo en cuenta de que te vas a meter el dedo en el ojo, lávate las manos. En el supuesto de que te vayas a encontrar en un sitio donde no hay un lavabo para asearse correctamente, opta por utilizar una solución desinfectante para tus manos. Recuerda que tus manos van a estar en contacto con los ojos por lo que es muy importante que estén libres de bacterias.

¿Y si vives con alguien que ya tiene conjuntivitis? Entonces extrema la higiene. No compartas toallas, cambia las sábanas a menudo y tampoco le prestes objetos que puedan estar en contacto con los ojos. Cuando se dan estas situaciones, toda precaución es poca.

¿Puedo usar lentillas con conjuntivitis?

No. Lentillas y conjuntivitis no son compatibles. El uso de las lentillas, aunque sean de uso diario, lo único que pueden hacer es prolongar más el problema y ya sabemos lo molesta que es la conjuntivitis como para tener que sufrirla durante una o dos semanas más.

Es muy probable que a través de la utilización de lentillas llegues incluso a transmitir el problema de la conjuntivitis al otro ojo, aún cuando este esté sano. Es por eso por lo que en estos casos, lo más recomendable es dejar de usar las lentillas por un tiempo hasta que no remita por completo el problema.

Comments are closed.