Beneficios del Propóleo y la Equinácea: Cuidados naturales contra catarros y resfriados.
8 diciembre, 2019
¿Cómo puedo bajar el colesterol de forma natural?
10 enero, 2020

Gafas para la presbicia. La mejor solución para tus ojos.

Con el paso de los años las personas van notando que les cuesta fijar la vista en objetos que tienen cerca, y que acciones como escribir un mensaje de texto o un WhatsApp se convierte en una tortura porque son incapaces de fijar la vista en las letras.

Una de las causas más comunes de esta falta de visión es la presbicia, también conocida como vista cansada.

¿Qué es la presbicia?

La presbicia o vista cansada es un proceso que se relaciona con la edad. El cristalino del ojo cambia de forma para ajustarse a la luz y así poder ver lo que nos rodea con nitidez, pero con la edad se vuelve más rígido con lo que se hace más difíciles acciones cotidianas como la lectura o cualquier otra actividad que requiera ver de cerca.

Es importante señalar que este proceso es algo normal en las personas y que no se puede detener ni revertir, y que empieza a manifestarse a partir de los 40 o 45 años.

¿Por qué se produce la presbicia?

Como hemos comentado antes, el ser humano tiene la capacidad de adaptar la forma del cristalino a la luz para poder enfocar correctamente las cosas que nos rodean. El cristalino, que es muy flexible en personas jóvenes, comienza a volverse rígido con el paso de la edad reduciendo así nuestra visión en distancias cortas.

Cómo corregir la presbicia

Hoy en día se cuenta con muchos avances tecnológicos que pueden ser determinantes a la hora de corregir la presbicia, aunque si bien es cierto que existen medidas como la corrección quirúrgica para la presbicia, la solución más efectiva y menos intrusiva siguen siendo las gafas para presbicia.

La presbicia o vista cansada es un proceso degenerativo del cristalino, por lo que, en la mayoría de los casos, una intervención quirúrgica nos va a servir para limitar el uso de las gafas y no para suprimirlo, ya que es normal que entre los 40 y los 60 años varíe nuestra graduación debido a la evolución de la vista cansada.

Gafas para presbicia

Una de las formas más extendidas a la hora de corregir la presbicia o vista cansada son las gafas, son el remedio más habitual y el más flexible, ya que puede adaptarse a las necesidades individuales de cada paciente. Las gafas pueden ser de los siguientes tipos:

  • Monofocal: se usan para mejorar la visión de cerca en momentos específicos, como leer.
  • Bifocal: Este tipo de gafa se emplea cuando el individuo presenta otra patología en la vista, además de la vista cansada o presbicia. Emplea una lente en la que mejora la visión de lejos y la de cerca dependiendo de la zona de la lente por la que se mire.
  • Ocupacional: Al igual que las anteriores, utiliza una lente en la que se combinan 2 tipos de visión en función de por donde se mire. Estas gafas están pensadas, sobre todo, para gente que pasa mucho tiempo delante del ordenador.
  • Progresiva: Cambia progresivamente la graduación para corregir la vista cercana, intermedia y lejana.

Comprar tus gafas para presbicia en la farmacia es una opción muy recomendada si lo que necesitas es una gafa monofocal, y es que en las farmacias encontrarás una variedad de gafas con graduaciones estándar a precios muy buenos, con lo que no tendrás que calentarte la cabeza a la hora de elegir gafas.

En Vistafarma puedes encontrar las Flexsee Retro, unas gafas monofocales para la presbicia que están dando mucho que hablar, y es que su pequeño tamaño y el hecho de que no necesitan patillas hacen de estas gafas tu aliado perfecto contra la vista cansada.

Si piensas que podrías estar padeciendo los síntomas de la vista cansada, acude a tu centro óptico o a tu oftalmólogo más cercano, mediante un sencillo análisis comprobará cual es el estado de tu salud ocular, y en el caso de tener presbicia como corregirla.

Si tienes cualquier duda al respecto no dudes en contactar con nosotros, tu farmacia online de confianza, pues estaremos encantados de ayudarte en todo lo que podamos.

Si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo, o en dejarnos un comentario en la parte de abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *