5 consejos para tratar cicatrices
20 marzo, 2017
5 libros que debes leer si tienes una farmacia
20 marzo, 2017

5 errores frecuentes con la protección solar de los niños

Proteger a los niños del sol es muy importante por varias razones. El sol es muy nocivo si se recibe sin protección, pues es causante de enfermedades tan peligrosas como el cáncer de piel. Diversos estudios han demostrado que el sol recibido durante etapas tempranas del desarrollo (infancia y adolescencia) está relacionado con un riesgo mayor de padecer un melanoma.

De hecho, una única quemadura provocada con el sol y que causa ampollas en la piel de un niño aumenta las posibilidades de desarrollar un cáncer de piel en más del doble. Si en lugar de una quemadura se han sufrido tres o más, este riesgo se incrementa considerablemente.

Pese a que hoy en día todos conocemos los peligros de la exposición al sol, todavía se siguen teniendo hábitos erróneos a la hora de poner protección solar a los niños. En este post te contaré 5 errores frecuentes a la hora de poner protección solar a los más pequeños.

A los recién nacidos no se les debe poner protección solar

Si bien algunos fotoprotectores indican que se pueden usar en los recién nacidos, los doctores recomiendan que no se use protección solar en bebés menores de seis meses. Esto se debe a que la piel de los recién nacidos es aún inmadura, y los protectores solares podrían ser absorbidos por ella y resultar perjudiciales.

Las camisetas mojadas no protegen del sol

En muchas ocasiones podemos ver a niños bañándose con la camiseta puesta. Podría pensarse que, al llevar la camiseta, no es necesario ponerles crema solar debajo. Nada más lejos de la realidad. No obstante, existen tejidos que cuentan con un factor de protector solar. Estos tejidos contienen las siglas UPF (Ultra Violet Protection) en la etiqueta, junto con un número que indique el factor de protección. Lo ideal es UPF +50.

No se debe exponer a los niños al sol hasta que cumplan los 3 años

Los niños que aún no han cumplido los 3 años no deben ser expuestos al sol, en especial durante las horas centrales del día. Si estás de vacaciones en la playa y tienes niños pequeños, lo recomendable es bajar a la arena antes de las 12 del mediodía, y después de las 6 de la tarde. En estas horas la incidencia ultravioleta del sol es menor.

Cuidado con las sombrillas para bebés

Cada vez es más frecuente ver en las playas las llamadas “tiendas de campaña para bebés”. Se podría creer que estos artículos son una opción más recomendable que una sombrilla de toda la vida, pues evitan el reflejo del sol en la arena. Sin embargo, dentro de estas “tiendas”, a las horas centrales del día, el calor puede llegar a ser insoportable. No hagas que tus hijos pasen por esa tortura.

No se deben utilizar protectores solares para adultos en bebés

Las características especiales de la piel de los bebés hacen que el uso de fotoprotectores convencionales para adultos no sea recomendable en ellos. Esto es debido a que su piel es más sensible, y estos protectores solares pueden producir a los bebés reacciones alérgicas, sobre todo si los fotoprotectores están compuestos con perfumes o alcohol.

Ahora que ya estamos a las puertas del veranito, espero que estos consejos os hayan sido de utilidad. ¡A disfrutar de la playa de forma segura!

Comments are closed.