Aceite de abisinia: el gran desconocido en los tratamientos de belleza
26 marzo, 2019
Los mejores planes de domingo para disfrutar del día
12 abril, 2019

5 consejos para mantener una buena salud íntima

Una buena salud íntima significa una buena salud sexual. Generalmente, se suele tener mucho más presente la salud dermatológica o de cualquier otra parte del cuerpo descuidando un poquito la salud íntima. Craso error que puedes enmendar al hacer caso de los consejos de nuestra parafarmacia online en casa para que puedas mantener una buena salud íntima Porque sí, lo necesitas y más teniendo en cuenta que se trata de un área muy delicada que requiere de un trato especial.

Los mejores hábitos de higiene para la salud íntima

La higiene es esencial en cualquier aspecto de la vida, pero lo es más cuando lo que se trata es de mantener una buena salud íntima. En este caso conviene aclarar que a la hora de realizar unos hábitos de higiene adecuados en la zona íntima, hay que utilizar productos que eviten alterar la flora vaginal. Puede que hayas oído hablar algo de la flora vaginal, pero que desconozcas a ciencia cierta qué es. Pues bien, se trata de unas bacterias que viven de forma natural en la zona íntima de la mujer. La flora vaginal se puede desequilibrar debido al estrés, al uso de ropa interior demasiado ajustada, por desajustes hormonales o la utilización de anticonceptivos. Si esto ocurre es muy probable que se cojan infecciones en dicha zona.

Usar geles adecuados

¿Cómo puedes mantener un buen hábito de higiene para conseguir una óptima salud íntima? Pues utilizando jabones íntimos que neutralicen el olor y los fluidos y que a la vez respeten el pH ácido de esta zona del cuerpo. Algunos de los jabones que mantendrán tu salud íntima son Isdin Germisdin Calm Higiene Intima, Erosil Intima Jabón o Eucerin Higiene Íntima, entre otros.

Tomar probióticos vaginales

También ayuda consumir probióticos vaginales como Donacilus 30 Cápsulas, ArkoProbiotics Flora Vaginal o Isadin Plus Woman 10 Cápsulas. Estos probióticos, de consumo oral, lo que hacen es que tratan y previenen las infecciones vaginales, por lo que son importantes de cara a mantener buena salud en la zona.

Cambiar tampones y compresas regularmente

Durante la menstruación es muy importante intensificar la higiene en la zona íntima. De manera que se deben cambiar los tampones y las compresas cada 4 horas aproximadamente o de manera mucho más frecuente si el flujo menstrual es muy abundante. Esto se explica porque durante este periodo el sangrado menstrual aumenta los niveles de pH, lo que hace que incremente el mal olor. Cuando se tiene la regla los niveles de pH de la sangre son superiores a lo normal, ¿esto qué quiere decir? Pues que se pueden provocar episodios de mal olor e incluso de infecciones e irritaciones en esta zona del cuerpo. Si quieres hacer lo posible por evitarlo, extrema la higiene durante esos días.

¿Usar o no esponjas en la zona íntima?

Hay muchas opiniones al respecto en lo que al uso de esponjas para la salud y la higiene se refiere. Sin embargo, si lo que quieres es mantener una excelente salud íntima, no las utilices. Te vamos a explicar el motivo. Aunque parezca que las esponjas te van a ayudar a limpiar mucho mejor tu zona íntima, la verdad es que su uso puede provocar efectos indeseados. Las esponjas son elementos muy agresivos para la piel que usados de manera desmesurada pueden provocar irritaciones e infecciones.

¿Sabías que las esponjas no solo absorben la humedad, sino que también suelen acumular bacterias y hongos que no se suelen ver a simple vista? De manera que si puedes evitar el uso de esponjas en tu higiene íntima, mejor que mejor. La manera correcta de mantener una buena salud íntima y la zona limpia es pasar los dedos con suavidad sobre los pliegues de los labios vaginales. Te evitarás infecciones y disgustos.

Controla la humedad y usa ropa interior de calidad

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de garantizar una buena salud íntima es el de controlar la humedad de esta zona. A priori puede parecerte algo absurdo, pero lo cierto es que la zona vaginal nunca debe estar seca. Y es que esta zona del cuerpo requiere de fluidos para permanecer bien lubricada, por lo que lo normal es que su ambiente sea lo más húmedo posible. Sin embargo, hay que tener cuidado con la humedad externa. Te explicamos. A la hora de usar prendas de ropa interior, asegúrate bien de que la ropa que te vayas a poner esté bien seca. Evitar usar prendas de ropa excesivamente húmeda en esa parte del cuerpo. Asimismo, en verano, lo aconsejable es que no lleves por mucho tiempo el bañador mojado. Si puedes cambiártelo, mejor que mejor. La humedad en esta zona favorece la aparición de hongos, bacterias y otros problemas cutáneos como la dermatitis. Del mismo modo, la ropa interior de calidad es muy recomendable para el cuidado de la zona, la más suave es la de algodón, con la que cuidarás bien tu parte íntima.

Mantén una vida sexual sana

El último consejo que te damos para mantener una buena salud íntima es llevar una vida sexual sana. Si utilizas lubricantes verifica primero que sean hipoalergénicos y que no puedan alterar el ambiente vaginal. Además, lo más sano es tener una pareja sexual estable para evitar contraer infecciones y otro tipo de enfermedades.

Comments are closed.